El 11 de mayo de 2017 el Centro de Estudios Jurídicos del Colegio de Abogados de Oviedo celebró en la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas, una Jornada formativa sobre Derecho Comunitario y su transposición al ordenamiento jurídico español.

Al acto asistió una delegación del Colegio de Abogados de Oviedo.

Durante las jornadas se impartieron dos conferencias. Una sobre “el derecho ambiental comunitario”, exponiéndose las líneas básicas de la legislación europea sobre la materia. Otra conferencia versó sobre “Las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios en la banca española”. Se expuso  el estado actual de la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre la nulidad de las clausulas suelo y las que imponen el pago de gastos de constitución de hipotecas.

El Colegio de Abogados de Oviedo viene realizando una labor de formación de los profesionales sobre las cuestiones jurídicas de mayor actualidad. En esta ocasión, se expuso la doctrina del Tribunal Supremo sobre las clausulas abusivas en los contratos bancarios con consumidores. Se hizo especial hincapie en la doctrina del Pleno del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015 que declaró abusiva la cláusula que impone al consumidor los gastos de constitución de la hipoteca.

Se debatieron las consecuencias de la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015.

En concreto se expone que , en lo que respecta a la normalización de escrituras notariales e inscripción de las mismas (necesaria para la constitución de la garantía real), que tanto el arancel de los notarios, como el de los registradores de la propiedad, atribuyen la obligación de pago al solicitante del servicio de que se trate o a cuyo favor se inscriba el derecho. Y quien tiene el interés principal en la inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es sin duda, el prestamista, pues así obtiene un título ejecutivo ( articulo 517 LEC ), constituye la garantía real ( arts 1875 cc y 2.2 LH ) y adquiere la posibilidad de ejecución especial ( art. 685 LEC ).

Ya en la sentencia 550/2000, de 1 de junio se estableció que la repercusión al comprador/consumidor de los gastos de constitución de la hipoteca era una cláusula abusiva y, por tanto, nula. Y si bien en este caso la condición general discutida no está destinada a su inclusión en contratos seriados de compraventa, sino de préstamo con garantía hipotecaria, la doctrina expuesta es perfectamente trasladable al caso.

Tambien se disertó sobre la obligación de pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

      Tambien se debatió sobre la obligación de pago de los tributos que gravan el préstamo hipotecario. La sentencia del Tribunal Supremo declara que el art. 8 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados dispone que estará obligado al pago del impuesto a título de contribuyente, y cualesquiera que sean las estipulaciones establecidas por las partes en contrario.: en las transmisiones de bienes y derechos de toda clase, el que los adquiere (letra a); y en la constitución de derechos reales, aquel a cuyo favor se realice este acto (letra c), aclarando que, en la constitución de préstamos de cualquier naturaleza, el obligado será el prestatario ( letra d).

Por otro lado, el art. 15.1 del texto refundido señala que la constitución de las fianzas y de los derechos de hipoteca, prenda y anticresis, en garantía de un préstamo, tributaran exclusivamente, a los efectos de transmisiones patrimoniales, por el concepto de préstamo. Pero el art. 27.1 de la misma norma sujeta al impuesto de actos jurídicos documentados los documentos notariales, indicando el art. 28 que será sujeto pasivo del impuesto el adquirente del bien o derecho y en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan.